Galicia-en-verano

4 motivos de peso para ir a Galicia en verano

Si estás leyendo esto es porque andas planificando dónde poner tu cuerpo serrano en vacaciones y viajar a Galicia en verano te ronda la cabeza.

Y es que ya lo tenemos encima de nuevo… vuelta a los calores, a los atascos en las carreteras y a las piscinas abarrotadas como si regalasen algo.

Otra vez pensando dónde pasaremos las vacaciones, especialmente en esta era en la que estamos todos ansiosos por salir y estar al aire libre, que de encierros y prohibiciones ya hemos tenido bastante.

Qué ganas de volver a esa sensación del aire en la cara en la naturaleza y sus espacios grandes, sin nada que te corte los movimientos como si fueras un hámster en una rueda.

Cómo apetece relajarse, olvidar el reloj y dejarse llevar.

Pues como expertos en Galicia, que para eso es nuestra tierra, te garantizamos que esa desconexión la consigues en cuanto pones un pie en ella.

Y para que te acabes de decidir, te vamos a contar cuáles son para nosotros las principales razones por las que ir a Galicia en verano es un acierto seguro.

 

Los 4 motivos por los que viajar a Galicia en verano es una gran decisión

Galicia es como un pequeño continente porque tiene de todo: playas paradisíacas, parques naturales y pueblitos con encanto.

Esto hace que explorar tierras gallegas siempre sea buena idea. Sin embargo, el verano tiene un plus que te vamos a contar a la de ya.

Vamos con las cuatro razones por las que viajar a Galicia en verano es una experiencia que deberías tener al menos una vez en la vida, va.

 

#1 Temperatura de escándalo

¿Hasta el gorro del aire acondicionado?

Pues vente a Galicia que aquí el termómetro baja que da gusto, sobre todo por las noches.

El verano gallego es tener el placer de dormir bajo una sábana y descansar como un bebé, especialmente en la montaña, donde te olvidarás de no dormir por el calor.

Pero no te confíes.

Ten en cuenta que incluso en los territorios de interior, si hace sol, por el día la temperatura puede apretar; nada que no cure un buen chapuzón en uno de sus ríos de aguas cristalinas.

Ese baño que te revive en mitad de la jornada no tiene precio.

Si te inclinas más por la costa, el contraste de temperatura entre el día y la noche es más leve gracias a la proximidad del Atlántico. Así que durante el día tendrás temperaturas suaves, y por la noche fresquete.

En cualquier caso, si viajas a Galicia en verano, despídete del calor abrasador del sur.

 

#2 Las estrellas

Hablando de la diferencia entre el día y la noche… tienes que saber que las estrellas en Galicia se ven mucho.
Y desde cualquiera de sus parajes naturales, todavía más.

En una salida de senderismo nocturno puedes disfrutar de la sensación de que un manto de miles de estrellas te habla al oído. Palabra.

Por ejemplo en nuestra ruta de noche a Trevinca, primer destino Starlight certificado de Galicia, estás en uno de los mejores sitios para la observación del firmamento porque se encuentra muy apartado de poblaciones grandes. En este punto, toda la luz de las estrellas es para ti.

Al alejarte de las ciudades, ves claramente la vía láctea y los anillos de Júpiter, tu sentido de la orientación se pone a trabajar instintivamente y la luna parece mirarte a los ojos.

Estrellas-Galicia-verano

#3 Naturaleza salvaje

Con seis parques naturales declarados, imaginarás que lo de Galicia no es del montón.

Sus prados, picos y bosques te dan mil opciones para desconectar de las prisas del día a día sin necesidad de ir a sitios masificados, incluso en pleno agosto.

La posibilidad de vivir experiencias casi en soledad en temporada alta es sin duda un motivo de peso para viajar a Galicia en verano, cuando las condiciones climatológicas te permiten disfrutar del entorno de manera más cómoda y sin cientos de personas haciendo lo mismo que tú.

Si buscas ese sentirte único y reconectar contigo, esta comunidad autónoma te ofrece escapadas a parajes alternativos como O Courel, declarado Geoparque Mundial por la UNESCO, donde te recargas de energía para lo que queda de año.

Es la típica zona que conserva su encanto intacto porque se sale de las rutas turísticas más conocidas, como nos gusta a nosotros.

Aquí puedes bañarte en un río solitario de aguas cristalinas, sumergirte en un bosque que parece encantado y hacer paradas técnicas para chuparte los dedos con sus delicias gastronómicas a precios increíbles.

No, no es un sueño, es viajar a Galicia en verano… Si sabes dónde ir, claro 😉

Naturaleza-salvaje-galicia

#4 Sus atardeceres

Dejamos para el final de nuestra lista de razones por las que viajar a Galicia en verano una que causa furor entre los viajeros.

Y es que, si los cielos nocturnos de verano en Galicia tienen miga, sus atardeceres ya son lo más; su situación geográfica muy al oeste hace que haya más horas de luz que en el resto de la península.

Esto, unido a su litoral asomado al océano Atlántico, dan como resultado atardeceres laaaaargos. De esos en los que todo un degradado de tonalidades va cambiando hasta que se esconde el sol en el infinito horizonte.

Y si te subes a un faro (otro grandísimo atractivo de Galicia) o a un monte desde el que puedas seguir al astro rey más rato, la experiencia mejora a nivel veneración; admirar la maravilla natural que tienes ante tus ojos te hará conocer lo que significa desconectar de verdad.

¿El mejor atardecer de Galicia?

Pues recomendarte uno solo sería un crimen; hay infinidad de ellos y obviar alguno nos parecería una traición.
Pero como no te queremos dejar con la miel en los labios, aquí van tres que son brutales.

Desde tierra, en el Parque del monte de San Pedro, en A Coruña, se puede ver una puesta de sol a 142 metros de altura que quita el hipo y desde el Cabo Fisterra llegas a tener la sensación de que de verdad estás en el fin del mundo.

Sin embargo, hay otros más alternativos e igual de increíbles. En el Castro de Baroña, en Cabo Home o en Cabo Vilán (foto de abajo), seguramente no haya mucha gente y lo tendrás todo para ti.

Y desde el mar, ver caer el sol a bordo de un velero tomando una cervecita y en buena compañía como en nuestro velero por as Rías Baixas te reconcilia con el mundo.

atardecer-galicia-verano

Ir a Galicia en verano de manera diferente

Como sabes, a nosotros no nos van los viajes estándar: lo nuestro es organizar experiencias que se salgan del carril.

Acompañarte a lugares a los que la mayoría de la humanidad no suele ir para que recuperes la conexión contigo mismo y te acerques a la naturaleza de manera respetuosa y consciente.

Por eso Galicia es uno de nuestros territorios favoritos, porque nos regala opciones a montones para que vivas aventuras como las que nosotros montamos para ti.

Esas salidas que consiguen que recuperes las emociones que te trae salir de la rutina: la satisfacción del ejercicio físico al aire libre, el relax de una charla con su copita de albariño en una aldea o la aventura de hacer barranquismo en paisajes casi salvajes.

Todo esto lo puedes hacer en invierno bien equipado, por supuesto.

Sin embargo, viajar a Galicia en verano te da la ligereza que te hace volver a casa con la sensación de que sí hay otro tipo de vacaciones que vivir, hasta en agosto.

¿Te apuntas?

1
Abrir chat