25 frases viajeras para inspirarte

Cuando viajas, tu cuerpo y tu mente se desplazan a un estado tan complejo que es difícil de explicar. Y ahí es donde echamos mano de las frases viajeras propias y ajenas, que las de todo tipo.

Frases viajeras para Instagram o para tus álbumes.

Frases para viajeros solitarios y para los que se van con amigos.

Frases viajeras cortas, en inglés o en castellano.

Divertidas o profundas, al fin y al cabo, pero todas ellas frases viajeras inspiradoras.

Y de esas te traemos unas cuantas hoy, para que no te vuelvas a quedar sin palabras cuando quieras referirte a una experiencia y por qué no, para que te luzcas en tus redes sociales con unas buenas fotos acompañadas de frases viajeras con sentido.
Vamos al lío, que aquí hay mucha tela que cortar.

Frases para viajeros solitarios

Empezamos por esta temática porque es una de nuestras especialidades, no en vano a nuestros planes viajeros se apunta mucha gente sola que quiere viajar en grupo pero, por lo que sea, no tiene acompañantes de su círculo más cercano.

frases-viajeras-viajeros-solitarios

 

Si no has viajado en solitario nunca, después de leer estas frases lo vas a desear:

«El hombre que va solo puede empezar hoy; pero el que viaja con otro debe esperar hasta que ese otro esté preparado» ―Henry David Thoreau―. Si ya lo decimos nosotros: esperando a unos y otros, se te pasa la vida sin viajar.

«Nadie puede descubrir el mundo por otra persona. Solo cuando lo descubrimos por nosotros mismos se convierte en un punto y un vínculo en común y dejamos de estar solos». ―Wendell Berry―. Nada más que añadir, Mr. Berry.

«Si quieres conocer la verdad sobre quién eres, camina hasta que nadie sepa tu nombre. El viaje es el gran nivelador, el gran profesor, amargo como una medicina, más cruel que un espejo. Un buen tramo de camino te enseñará más sobre ti mismo que cien años de silencio». Más razón que un santo tiene el escritor Patrick Rothfuss.

«Viajar es una brutalidad. Te obliga a confiar en extraños y a perder de vista todo lo que te resulta familiar y confortable de tus amigos y tu casa. Estás todo el tiempo en desequilibrio. Nada es tuyo excepto lo más esencial: el aire, las horas de descanso, los sueños, el mar, el cielo; todas aquellas cosas que tienden hacia lo eterno o hacia lo que imaginamos como tal». ―Cesare Pavese―. No digas que no da ganas de ponerse rumbo a donde sea ahora mismo.

«Todavía no hay una palabra para los viejos amigos que se acaban de conocer». ―Jim Henson―. Esta nos gusta especialmente porque es lo que nosotros vemos a menudo en nuestros viajes: personas que vienen solas y que enseguida son grandes amigos. ¿Cómo podríamos llamarlo? ¿Ruteart? 🙃

Pasemos a otras frases viajeras ideales como pie de foto en Instagram.

Frases viajeras para Instagram

Cuando posteas momentos de un viaje en IG está claro que la imagen es lo que captará la atención de tus seguidores, pero la frase viajera que los acompaña es lo que les conecta con las emociones del instante.

frases-viajeras-para-instagram

Allá van algunas de las frases viajeras para Instagram que más nos gustan:

«Hay una especie de magia cuando nos vamos lejos y, al volver, hemos cambiado».

«El final del viaje no es el destino, sino los contratiempos y recuerdos que se crean en el camino». Esta va genial si quieres postear una anécdota.

«Si algo bueno te pasa, viaja para celebrar. Si algo malo te pasa, viaja para olvidar. Si nada te pasa, viaja para que algo pase». Ergo… a viajar toca, que siempre sales ganando.

«No te preocupes por los pasos que das, sino por las huellas que dejas». No sabemos de quién es esta frase, pero nos encanta, parece un slogan nuestro, que ya sabes que nos tomamos muy en serio lo de cuidar los lugares que visitamos.

«Cuando viajes, recuerda que un país extranjero no está diseñado para acomodarte. Está diseñado para acomodar a su propia gente». ―Clifton Fadiman―. Este mensaje forma parte del ADN del estilo Ruteart 😊

Y ahora algunas frases más cortitas tanto en castellano como en inglés.

Frases viajeras cortas en español e inglés

Si eres de los que no les gusta enrollarse, ahí van algunas frases viajeras cortas. Y por si eres de los internacionales, frases viajeras en inglés también:

«Viajar es lo único que compras y te hace más rico». Amén 🙌🏽

«Viajar enseña tolerancia». A más de uno le recetábamos doble dosis de viajar.

«No se recuerdan los días, se recuerdan los momentos». ―Cesare Pavese―. Y nosotros añadiríamos: abre bien todos los sentidos, que son los que te hacen disfrutar de esos momentos.

«Adventure may hurt you, but monotony will kill you». Traducimos por si acaso:

«La aventura te puede herir, pero la monotonía te matará». Saludos a todos los culos de mal asiento 🤪

«Collect moments not things». Que significa «Colecciona momentos, no cosas». Por algo nosotros somos una agencia de viajes diferente que prioriza el experimentar sobre el visitar.

«Travel: the best way to be lost and found all at the same time». Sí señora, Brenna Smith, es el inmenso superpoder de viajar: «Viajar es la mejor manera de perderse y encontrarse al mismo tiempo».

Nos está quedando un poco denso esto, ¿no?

Vamos a terminar aligerando un poco con una de frases viajeras con una pizca de humor, que viajar da mucho de sí.

Frases viajeras divertidas

Ya sabemos que el sentido del humor es algo muy personal, pero seguro que te ves en alguna de estas frases viajeras graciosas:

«Si no te gusta donde estás, cambia de lugar. No eres un árbol».

«Vivir en la Tierra es caro, pero incluye un viaje alrededor del sol gratis cada año». Echarle humor es lo mejor que puedes hacer cuando no viajas porque no tienes vacaciones, dinero o compañía, aunque esto último nos parece más que subsanable 😉

«Si vas a tirar la toalla, que sea en la playa». Y nosotros añadimos: si es en una playa  escondida de as Rías Baixas en Galicia, mejor.

Frases-viajeras-inglés

«La única decisión que quiero tomar: ¿ventana o pasillo?». Muy oportuna para ese momento del año en el que la rutina se te ha comido por los pies y solo te queda energía para pensar en hacer una escapada.

«Seguí mi corazón y me trajo al aeropuerto».

«Si viajar fuese gratis solo me veríais en foto».

«Las chicas buenas se van al cielo, las viajeras a donde quieran».

«Trágame Tierra y escúpeme en Cancún». Ay, sí. Si no has estado en México, empieza por Yucatán y te enamorarás del país.

«Una parte de mí quiere irse de viaje… y la otra también».

Con estas perlas terminamos este elenco de frases viajeras para que ilustres tus aventuras como se merecen; por no saber qué decir no será.

 

Ya sabes, únete al nuevo arte de viajar con nuestras rutas exclusivas.

Cómo ser un buen turista: diferencias entre turista y viajero

Cómo ser un buen turista es algo que deberíamos plantearnos todos y todas porque en los últimos años viaja hasta el gato y ves cada cosa cuando sales… 🤦‍♂️

Y claro, esas barbaridades han conseguido que a nadie nos guste que nos llamen turista.

Seguro que si eres de los que no entiende la vida sin viajar, salir de tu casa te da la vida y cuentas las temporadas por escapadas, es muuuuy probable que estés de acuerdo con nosotros y que la palabra turista te dé bastante rabia.

A nosotros nos gusta más el término «viajero», porque lleva implícito que no es alguien que llega y arrasa.

Pero lo que de verdad nos gusta es una persona que se mueve por el mundo de manera consciente, respetando los lugares que visita y abriendo bien los sentidos.

Llámalo turismo o llámalo viajar.

Y por ahí es por donde vamos a empezar: por las diferencias entre turista y viajera/o. Y luego ya entramos en cómo es un buen turista para nosotras/os.

Vamos al lío.

Diferencias entre turistas y viajeros

La verdad es que son dos conceptos que no están tan alejados si lo piensas bien.

Viajar es moverse por el mundo por ocio, por trabajo o por motivos personales. O por las tres causas, vete tú a saber, que cada persona es ella y sus circunstancias.

En cambio, hacer turismo está siempre relacionado con visitar los lugares por diversión.

Y aunque no está tan reñida una idea con la otra, sí hay cosillas que las distinguen, especialmente tres.

¿Las vemos?

#1 La planificación

Por lo general el turista sale de casa con todo pensado y reservado; es alguien que investiga las opciones que tiene en los destinos para decidir qué hacer durante su estancia y, por supuesto, pretende cumplir con todas las actividades que incluye en su plan de viaje.

Por su parte los viajeros o viajeras van más ligeritos de expectativas.

No es que no planifiquen nada ni reserven al menos lo básico, pero sí son más flexibles entre otras cosas porque saben que cuando llevas una planificación muy ajustada te cierras puertas.

Las puertas de la espontaneidad y de que te sucedan cosas inesperadas, que suelen ser la chispa de un viaje.

Por eso nosotros siempre vamos con un timing generoso tanto en nuestros viajes locales como en nuestras expediciones más aventureras.

como-ser-buen-turista-flexibilidad

#2 Viajar solo o acompañado

Que un turista viaje en soledad es raro, raro, raro. Al menos en España.

Un turista «de libro» generalmente fija destino y fecha para coincidir con familia, amigos o pareja y tiene preferencia por itinerarios organizados por una agencia en los que se suele viajar con un grupo mayor.

¿Y el viajero?

El viajero también puede moverse con amigos, familia o pareja, por supuesto, pero coincidir con ellos no es una premisa esencial para él o ella.

Esto no quiere decir que tenga que viajar en soledad sí o sí, viajar en grupo es una gran alternativa como bien sabemos en Ruteart, que organizamos viajes en grupos reducidos en los que a menudo viene gente sola.

Cómo-ser-un-buen-turista-viajar-en-grupo

 

#3 La tiranía de la lista

Aprovechar el tiempo es una cosa e ir de punto a punto como en una gincana es otra bien distinta.

El asunto es que un turista suele tener el tiempo limitado y en ese periodo quiere cumplir con su planificación: ir a los lugares más emblemáticos, a los restaurantes que cuidadosamente ha buscado y reservado y cumplir con las fotos que se consideran imprescindibles.

Y cuando se viene a dar cuenta el estrés se ha apoderado de sus vacaciones.

Eso no le ocurre al viajero ya que con frecuencia se deja aconsejar por expertos que le recomiendan lugares alejados de la masificación turística y así sentirse más integrado en el destino.

¿Qué es mejor?

Ahí no entramos, solo son las características que distinguen a un turista de un viajero.

Pero ¿qué es lo que les une, o al menos debería? Nosotros lo tenemos clarinete: esa consciencia de la que hablábamos al principio.

Por eso hemos hecho «los mandamientos» del buen turista.

 

Cómo-ser-un-buen-turista-planificación

 

Cómo ser un buen turista

En Ruteart nos resulta muy sencillo definir cómo ser un buen turista, por eso hemos elaborado esta lista con las conductas que cualquier persona que viaje, llámalo turista o llámalo viajero, debería grabarse a fuego:

Norma nº1 de cómo ser un buen turista: una checklist flexible como un chicle

Adiós al estilo pollo sin cabeza, al FOMO —Fear Of Missing Out— y al hay que llegar a todo sea como sea.

Un buen turista está de vacaciones y eso significa relajarse y desconectar. ¿Por qué marcarse una planificación suicida? 🤯

Norma nº2 de cómo ser un buen turista: dale a la comida del lugar

Estaremos de acuerdo en que la gastronomía es uno de los mayores atractivos de un destino, ¿verdad?

El buen turista no come en franquicias, huye de la fast food y siempre, siempre prueba las especialidades de los lugares que visita, con ingredientes del territorio y cocinados por los locales 😋 😋 😋

Norma nº3 de cómo ser un buen turista: cuida el medio ambiente

Esto no es negociable.

Aunque a veces parece que cuando estamos de viaje todo vale y que el cambio climático es cosa de cuando uno está en casa, hay montones de cosas que se pueden hacer.

Ahí van algunas fáciles, fáciles 👇

  • Lleva tu propia botella de agua reutilizable.
  • No tires a lavar las toallas todos los días.
  • Recicla, que hay contenedores por casi todo el mundo.
  • Evita los bufés, que son un agujero sin fondo de desperdicio de comida.
  • Toma transporte público o bici en la medida de lo posible.
  • Si vas en vehículos privados, llena todas las plazas.

Norma nº4 de cómo ser un buen turista: deja tu lado Atila en casa

El buen turista respeta los animales de los países a los que viaja. Esto quiere decir que los observa de manera respetuosa sin tocarlos a toda costa, sin gritarles ni hacer gestos que los asusten. Tampoco se saca fotos con animales extraídos para ese fin, recordemos que no son objetos para quedar guay en instagram.

Y lo mismo con el patrimonio natural, cultural e histórico: nada de subirse a una escultura, pintar en un muro o colgarse de una roca 🥴

Norma nº5 de cómo ser un buen turista: apuesta por la economía local

La salud económica de los territorios que tanto nos gustan pasa por la actividad de sus habitantes, así que apoyémosles.

El buen turista reserva en alojamientos locales y siempre directamente con ellos, come en restaurantes de gente de la zona y compra recuerdos en tiendas en las que venden productos artesanales de verdad 👍

Norma nº6 de cómo ser un buen turista: selecciona el destino

El buen turista le da al coco a la hora de escoger destino para ir a lugares no tan comunes: ciudades y parajes naturales que no están tan masificados y que también tienen mucho que ofrecer 🥰

Norma nº7 de cómo ser un buen turista: viaja con agencias sostenibles

Si quieres asegurarte de que eres un buen turista que cumple con las normas anteriores, contrata agencias sostenibles que estén comprometidas con el respeto por el entorno, la cultura y las personas que habitan los destinos 💚 💚 💚

Como Ruteart, vamos. Ya sabes, lo que siempre decimos:

Muévete, viaja y respira de manera consciente. Es parte de lo que nosotros llamamos “El nuevo arte de viajar”.

¿Cuál es la mejor época para viajar a Perú?

Cuantísimo nos gusta hablar de la mejor época para viajar a Perú.

¿Por qué?

Porque es uno de nuestros países favoritos ever.

Alberto, el fundador de Ruteart, incluso ha vivido allí siete años. Y además lo visita anualmente como coordinador en los viajes de 14 días que organizamos, por lo general en abril, junio, agosto y octubre.

O sea, que se lo sabe todo sobre las triquiñuelas del clima de Perú porque las tiene, créenos.

Si hay un viaje en el que hacer la maleta es un arte, es este. Por eso es muuuy recomendable conocer cuál es la mejor época para viajar a Perú.

¡Arrancamos!

El clima de Perú: el país más rico del mundo

El slogan de promoción de Perú como destino es «El país más rico del mundo» por sus innumerables tesoros de todo tipo: su naturaleza, su historia, mezcla de culturas y gastronomía son de lo más rico.

Y su climatología, también.

No podía ser de otra manera teniendo en cuenta que tiene 38 tipos de clima repartidos en tres regiones climáticas a lo largo de sus 1.285 millones de km cuadrados.

Así que empecemos por ahí, que el territorio peruano no tiene solo un clima sino tres principales y eso va a condicionar cuál es la mejor época para viajar a Perú que, como imaginarás, tampoco es una sola.

Vamos área por área.

La costa de Perú

Ya, ya sabemos que generalizar en un país tan largo es un poco atrevido pero la cercanía al mar homogeneiza un poco el asunto y todo el litoral comparte características.

En cuanto a temperaturas, son templadas todo el año: entre 14°C y 18°C de media.

Ni mucho frío, ni mucho calor en general, vamos.

Lo que sí abundan en la costa central y la del sur son las neblinas debido a la humedad del mar, una niebla densa que inunda el ambiente y ahí sí que aprieta el frío un poco más, pero nada que no se arregle con un cortavientos o una chaqueta en época de invierno (de mayo a octubre, más o menos), eso sí, en verano hace calor y es ideal para disfrutar de la playa.

¿Y la costa norte? Esta zona del país pegada al Ecuador tiene un clima ecuatorial ―valga la redundancia, pero es que se llama así―, lo que se traduce en calorcito y poder disfrutar de playa cualquier día del año.

mejor-epoca-viajar-a-peru-costa

La sierra peruana

El segundo clima que hay que conocer para decidir cuál es la mejor época para viajar a Perú es el de la sierra, en la que el mercurio marca entre 9°C y 18°C de media. Temperaturas bastante llevaderas en general, vamos.

En cuanto a las precipitaciones, pues a veces no son tan llevaderas porque aquí sucede lo mismo que en la selva (que luego veremos), ya que hay dos estaciones: la seca y la de lluvias.

Grandes lluvias, mejor dicho.

¿Y cuándo es cada una?

  • La estación húmeda en la sierra de Perú es de noviembre a marzo: en esta franja del año llueve mucho no, muchísimo.
  • La estación seca va de abril-mayo a octubre y claro, facilita bastante las cosas porque aunque por las noches bajan las temperaturas, de día hace sol generalmente. Y cuando hace sol en la cordillera, quema e incluso puedes estar en manga corta.

Si está en tus planes ir a lugares como Machu Picchu, Cuzco, Puno o Arequipa en plenos Andes, la mejor época para ir a Perú es en la estación seca, sin duda alguna.

mejor-epoca-viajar-a-peru-sierra

La selva peruana

En la selva la temperatura no es tan amable como en el litoral: los termómetros oscilan entre los 26°C y los 40°C; es lo que tiene el clima tropical.

En la selva puedes encontrarte con dos estaciones: la seca y la húmeda.

Es decir: una estación en la que llueve hasta el punto de que los ríos rujan y otra en la que no hay (tantas) precipitaciones y el caudal fluvial baja haciendo bastante más transitable el territorio, factor nada desdeñable si quieres vivir la selva sin sufrir.

Teniendo en cuenta esto, la mejor época para viajar a la selva de Perú es entre los meses de abril-mayo y octubre, en la época de poquita lluvia. Es decir, coincide con la mejor época para viajar de la sierra.

mejor-epoca-viajar-a-peru-selva

Bueno vale, estarás pensando: en un país tan diverso y con este batiburrillo de climatologías, ¿cuándo es la mejor época para ir a Perú entonces? Sobre todo si no quieres ir a una sola zona geográfica, como es normal, que Perú está muy lejos y hay que amortizar el periplo.

Vamos a verlo.

¿Cuál es la mejor época para viajar a Perú?

Si hubiera que elegir solo una, diríamos que la mejor época para viajar a Perú es de abril a octubre, en la estación seca en la sierra y en la selva. De esta forma te garantizas que en Machu Picchu vas a disfrutar de esos cielos azules reventones que suelen salir en las postales o que en en la selva tengas días con menos lluvias.

Por eso nosotros organizamos nuestros viajes a Perú en este periodo.

Pero claro, también pilla la mayor parte de la temporada alta con el correspondiente incremento de gente y de precios. Sobre todo julio y agosto, ya que en abril-mayo u octubre no hay tanta gente.

Para esquivar los precios y el gentío, te proponemos ir al país más rico del mundo en las transiciones entre temporadas. Es decir, que la mejor época para viajar a Perú en realidad son dos:

  1. A finales de septiembre y hasta la última semana de octubre ―de hecho en octubre nosotros organizamos otra visita a Perú― porque aún no ha empezado la estación de lluvias y todavía encuentras sol la mayoría de las jornadas.
  2. En abril y primera quincena de mayo porque las lluvias ya amainan, hay más días de sol, todo luce megaverde gracias al agua de los últimos meses y los precios todavía son moderados.

Lo que sí desaconsejamos totalmente es viajar en la temporada de diciembre a febrero, ya que es común que haya deslizamientos de laderas, cortes de carreteras o vías de tren, etc.

Te dejamos un regalito aquí con la página oficial del servicio meteorológico del Perú, en la cual puedes encontrar información detallada del clima por zonas y el pronóstico diario.

Eso sí, vayas cuando vayas, lo que debes tener clarinete es que una mochila bien hecha es la clave para que nada te agüe ―nunca mejor dicho― el festín de maravillas que vas a ver: ciudadelas incas gigantes, reservas naturales únicas y metrópolis milenarias, por mencionar algunas.

Ante semejante abanico de opciones es fácil que se te nuble la mente y empieces a meter de todo… ¡Error!

mejor-epoca-viajar-a-peru-que-llevar

Para no equivocarte y que lo de la mejor época para viajar a Perú no importe tanto, en tu maleta tiene que haber sí o sí:

  • Pantalones largos y cortos cómodos: los de cuero mejor los dejas en casa.
  • Calzado cómodo que uses normalmente (no nuevos), nada de tacones.
  • Una prenda de abrigo.
  • Un chubasquero: pero impermeable de verdad que en Perú, cuando llueve, descarga bien.
  • Unas sandalias de goma o chanclas.
  • Una gorra.
  • Repelente de mosquitos extra fuerte.
  • Protector solar factor alto o muy alto.
  • Gafas de sol.

Todo eso y una buena dosis de responsabilidad para viajar de manera sostenible, que planeta solo tenemos uno y es asunto de todos que nos dure 😉

Si tienes dudas y quieres que te demos recomendaciones exactas de lugares y la mejor época para viajar, escríbenos aquí.

Perú es un país precioso, así que a disfrutar del viaje.

5 razones para unirte a viajes en grupo para gente sola

Ya, ya… somos conscientes de que eso de viajes en grupo para gente sola puede sonar raro.

Sobre todo, lo de gente sola.

Pero oye, que eso es únicamente fruto de una pila de creencias que hemos escuchado durante décadas y se tiene que acabar. Es más, nosotros estamos convencidos de que ya no es así.

Cada vez es más difícil conseguir cuadrar con familia u amigos para los viajes, por eso estamos convencidos de que no falta tanto para que cuando te embarques en un viaje en grupo para gente sola lo primero que te venga a la cabeza sea la palabra PLANAZO.

A ti y a todos tus compañeros, pero a ti primero, que eres quien importa.

Y para que te convenzas de que viajar solo o sola en grupo mola mucho, te vamos a dar unas cuantas razones que desmonten eso de que viajar solo no es para todo el mundo.

¡Vamos que nos vamos!

5 motivos por los que los viajes en grupo para gente sola son una gran idea

Empieza a pensar dónde quieres viajar, que cuando acabes de leer te vas de cabeza a reservar tu próxima escapada.

Ready?

#1 Viajas con gente que no tiene prejuicios sobre ti

Este motivo para unirte a viajes en grupo para gente sola es de los que más nos gustan porque es liberador.

A ver, no es que queramos hacer apología de la doble personalidad, pero es un gustazo emprender una aventura con gente nueva porque vas libre de etiquetas y puedes ser quien quieras ser.

Seguro que en tu familia, trabajo, gimnasio o grupo de amigos tienes una imagen creada: que si hablas a voces, que si comes más que un adolescente después de un partido de fútbol, que si el deporte nunca ha sido lo tuyo…

Que si eres tímido, invasivo o abrasivo, vete tú a saber.

Pues oye, aterrizas en un grupo con gente desconocida y todo eso se desvanece.

Ergo… puedes crear desde el primer día el YO que quieras proyectar.

Y eso nos lleva a nuestra siguiente ventaja de un viaje en grupo para gente sola.

#2 Puedes reinventarte

Un viaje en soledad y en grupo es la ocasión ideal para frenar en seco y darle la vuelta a tu vida porque es como partir de un folio en blanco.

Aquí no hay nadie que te juzgue y tienes espacio y tiempo para pensar sin presiones.

Espacio mental que viene con un chute de creatividad porque estás conociendo lugares nuevos, costumbres que te hacen cuestionarte las tuyas propias y gentes distintas que muchas veces sirven de inspiración.

Vamos, que es tiempo de abrir la mente y replantearte muuuuchas cosas.

viaje-en grupo-gente-sola

#3 Te pones a prueba

Si algo tiene viajar en un grupo en el que no conoces a nadie previamente es que pones a prueba tus habilidades sociales y de comunicación.

Y no solo eso, sino que también es un examen para el control de tus emociones porque todo es nuevo; al principio sobre todo no tienes más remedio que lidiar con ellas sin una cara conocida a la que contarle tus alegrías o penas.

Aunque ya te avanzamos que eso cambia en cuestión de horas si estás en el grupo adecuado. Lo sabemos por nuestra experiencia organizando viajes en grupo porque…

#4 Vas con personas con gustos similares

Como decíamos, en nuestra experiencia diseñando viajes en grupo para gente sola hemos comprobado que en poco tiempo el personal se abre como una sandía.

Si el conjunto de personas que se han unido para viajar tiene gustos parecidos o al menos compatibles, lo normal es que el gentío sienta conexión casi desde el primer día porque se comparten muchas cosas.

Para empezar, es gente que viaja a su aire como tú.

Todos estáis en la misma situación y habéis escogido el mismo destino y tipo de viaje. Eso ya es un puntazo; raro sería que no tuvierais mucho en común.

 

viajes-en grupo-gente-sola

#5 No tienes que esperar a que alguien de tu entorno pueda viajar

He aquí el grannnn tostón de todos los años.

Tienes vacaciones y, cómo no, no coincides con nadie.

Y ya estás pensando que para qué demonios quieres tener tiempo libre si no tienes a nadie con quien hacer planes.

Pues eso se acabó.

Fin del cuadrar agendas y fin del ponerse de acuerdo en el estilo y lugar de la escapada: apúntate a viajar en grupo con más gente que está sola y a disfrutar, que la vida son dos días y vacación que se va, vacación que no vuelve.

Peeero, no lo hagas de cualquier manera; ponte en manos de una agencia que tenga atados todos los cabos para que la experiencia sea un éxito.

viajes-en-grupo-gente-sola-playa

La mejor manera de enrolarse en un viaje en grupo para gente sola

Viajar en grupo puede ser una experiencia inolvidable… o no.

Si quieres acertar, aquí van nuestras máximas, nuestras líneas maestras, nuestros imprescindibles para evitar sorpresas en un viaje con gente que no se conoce y que en Ruteart siempre siempre cumplimos.

Apunta:

  • Ve en grupos reducidos: nosotros no juntamos nunca más de once personas para que puedan integrarse mejor entre sí y en los lugares que visitamos. Ni muchos ni pocos, solo los justos para que sea divertido, hagáis piña y os podáis mover con agilidad.
  • Escoge bien el destino y la agencia: no importa si haces una ruta cercana o te marcas un road trip por Yucatán. Ve tan lejos como desees, pero con alguien que sepa dónde te lleva, que conozca los lugares menos comunes en cada destino —esos que solo conocen los de allí— y te den un punto de vista diferente.
  • Asegúrate de que vais con alguien que conoce el terreno: es lo que nosotros llamamos coordinador o coordinadora, una persona que incluso ha vivido allá donde vamos y que se encarga de que todos estéis a gusto.

Con estos tres ingredientes en la maleta, a triunfar.

Prueba y verás cómo unirte a un viaje en grupo para gente sola te parecerá la mejor de las opciones para conocer mundo, desconectar y ver las cosas de otra manera.

Palabra de Ruteart 😉

Los 7 mejores destinos para viajar en 2023

Si andas buscando ideas para viajar en 2023 y quieres saber por dónde irán los tiros para elegir destino, estás en el lugar adecuado porque vamos a hacer un repaso por lo que se cuece en el sector viajero.

Te pedimos disculpas de antemano por mencionar el Covid, pero es que desde que atropelló nuestras vidas, la forma de viajar ha cambiado. Eso es así, por mucho que duela.

Pero no todo es mal.

La pandemia también ha despertado un modo de viajar más alternativo y sostenible, muy al estilo Ruteart, lo vas a ver enseguida.

Arrancamos.

Tendencias viajeras de 2023

Tal y como decíamos, la pandemia de marras ha cambiado nuestra manera de conocer mundo y, además, nos ha hecho comprender que hay que viajar cuando se puede porque nuestra existencia es frágil y hay que aprovechar cada minuto de libertad que tenemos.

Carpe diem a full, ya tú sabes.

El bicho también nos ha hecho buscar experiencias en espacios abiertos y considerar la naturaleza y todo lo que sucede en ella como un destino en sí misma.

Esto que empezó en el verano 2020 como una necesidad si querías salir, vino para quedarse y desde entonces los destinos nacionales son objetivo número uno de los viajeros o viajeras, que han evitado los aviones y otros transportes cerrados en la medida de lo posible.

Y hablando de espacios cerrados, el confinamiento y posteriores encierros, toques de queda y restricciones de movimiento, causaron que nos replanteáramos dónde vivíamos.

Porque el que vivía en zonas rurales o en casas con terraza estuvieron un poco menos estresados, pero el resto de los mortales que residía en pisos en grandes ciudades lo vivieron de manera más dramática todavía.

Y «de aquellos barros estos lodos», como diría el refrán: desde entonces el nomadismo digital se ha convertido en un estilo de vida cada vez más frecuente y el turismo slow ha escalado en popularidad.

Todo esto, unido a la mayor consciencia de que o viajamos de manera responsable o nos cargamos el planeta a la velocidad del trueno, es lo que va a marcar la forma de movernos y los destinos a los que nos vamos a dirigir en 2023.
Así las cosas, veamos siete lugares interesantes y que cumplen con creces estas tendencias.

Los mejores destinos de 2023

La consigna es: viajes sostenibles a lugares no masificados para que te diviertas sin hacer un destrozo medioambiental.

¿Comenzamos?

#1 Rías Baixas: bienvenidos al paraíso gallego

Empezamos con un viaje de sol y playa, que para eso nuestro país es imbatible. Eso sí, aunque esta zona cada año recibe más turistas, hay forma de descubrir sus rincones secretos sin masificaciones: una ruta en barco por as Rías Baixas es como ir al Caribe, pero a tiro de piedra.

Aquí los atardeceres no se ven desde una tumbona a la orilla del mar, qué va. Ni desde el balcón del camarote de un crucero mastodóntico con tropecientas mil personas más compitiendo por una hamaca.

En nuestra travesía en velero la puesta de sol se contempla desde cubierta con una copa de Albariño fresquito en la mano, el vino blanco de la tierra famoso en el mundo mundial.

Playas de ensueño, marisco espectacular, caminatas tranquilas y unas vistas de la costa gallega que te hipnotizan. Eso es lo que te espera en el recorrido de cinco días por as Rías Baixas en velero que organizamos en Ruteart.

Mejores-destinos

#2 México: tierra de Caribe, joyas mayas y nómadas digitales

Y pasamos de ese Caribe gallego que son as Rías Baixas al Caribe en estado puro.

México es uno de esos países en los que pasar una temporada es un regalo porque lo tiene todo, no en vano es un destino que aparece en la mayoría de los rankings de lugares favoritos de los nómadas digitales.

Tanto si pasas allí una temporada como si vas de visita turística, hay una manera de disfrutarlo sin necesidad de caer en los tópicos: un road trip por Yucatán.

No te asustes, que en esta célebre península hay mucho resort de esos de pulserita todo incluido, pero también muchas joyas naturales e históricas que disfrutar.

Solo por las imponentes ruinas mayas de Chichen Itzá o Uxmal ya vale la pena ir.

Pero además están los cenotes, las playas de arena blanca y aguas transparentes, parques naturales como el Parque Natural Río Lagartos y su famosa laguna rosa… hay tantísimas maravillas que ver en Yucatán que nos derretimos, y no por el calor.

mejores-destinos-2023-mexico-yucatan

#3 Perú: esto sí que es riqueza por descubrir

Y seguimos la lista de mejores destinos de 2023 con Perú, un país con recursos naturales de todo tipo, poco transitado y con una peculiar cultura marcada por su historia que bien vale un viaje de ocio como un exilio temporal.

Lo cierto es que Perú está viviendo un momento muy dulce.

¿Por qué?

Porque está experimentando el despertar de una modernidad que estaba latente y que sale a flote diciendo «aquí estoy yo» y consigue que todo el mundo flipe con su herencia histórica, el boom de su gastronomía y su variada naturaleza.

Por eso lo incluimos en esta lista de destinos a los que ir en 2023 y por eso está en nuestro catálogo.

Viajar por Perú es sinónimo de la famosísima ciudadela inca de Machu Pichu o la ciudad de Cuzco, por supuesto.  Pero también es visitar la Reserva Nacional de Paracas, un desierto al borde del mar donde los pingüinos conviven con focas y leones marinos.

Que sí, que sí: desierto y mar en la misma frase suena raro, pero no es un error sino un ejemplo de lo extraordinaria que es la naturaleza en este mágico país.

mejores-destinos-perú

¿Y qué hay del Amazonas? Allí puedes vivir la experiencia de observar la fauna que asoma entre la vegetación mientras remas en las profundidades de la Reserva Nacional del Pacaya Samiria o Selva de los Espejos, que es un río de agua negra que hace de espejo del cielo.

Es lo más cerca de la aventura con mayúsculas que un viajero puede estar, eso te lo aseguramos. Además, no hay prácticamente turistas, la selva para ti solo.

Ojo, que como en todas nuestras excursiones, siempre vamos en grupos reducidos y con un guía que se conoce la zona y sus costumbres como la palma de su mano.

Inmersión en el entorno segura para él y para nosotros, eso siempre.

Ah, y aunque Perú es un país enorme donde puedes disfrutar de su cultura, naturaleza o restos incas, no puedes olvidar comer en Lima. Siempre buscando los mejores restaurantes en el conocido barrio de Barranco.

#4 Cuba: donde siempre te dejas un trocito de corazón

Con Cuba pasa un poco como con Yucatán: que suena a resort de pulserita y a playas comerciales.

Pero nada más lejos.

Haberlos haylos, sí. Sin embargo, Cuba es un país que tiene mucho más y que, como imaginarás, es la que exploramos en nuestro viaje organizado a la Cuba más auténtica en el que tocamos un poco de todo, pero de forma alternativa.

El objetivo es que te enamores de la isla integrándote en su cultura, bailando su música, sumergiéndote en sus tradiciones como de otra época y dejándote querer por la hospitalidad sus gentes.

En el periplo tiene que estar La Habana, por supuesto.

Pero también otras ciudades como Trinidad, envuelta en una exuberante vegetación y con un casco histórico colonial como pocos, o Cienfuegos y su carismático Malecón.

Aunque sin duda el plato fuerte de la isla de Cuba es su naturaleza.

Después de tanto encierro somos más conscientes de lo bien que sienta a cuerpo y mente estar al aire libre y disfrutamos a tope senderismos por lugares como el Parque Natural El Nicho.

El sonido de las pisadas en la tierra, las hojas que te rozan al pasar, el rumor del agua de las cascadas o un baño en una poza son algunos de los lujos de El Nicho.

Un paseo en canoa por los alrededores de la comunidad ecosostenible de Las Terrazas donde todo es verde a tu alrededor, un tour a caballo por la Cuba más rural, plantaciones de café y tabaco, cuevas, mogotes, miradores, cayos… todo esto es Cuba.

mejores-destinos-cuba

#5 Israel: el país en el que confluyen varias civilizaciones

Toma giro de 180° que hemos dado en este especial destinos para 2023.

Pero es que Israel nos tiene in love.

¿Puede ser una ciudad sagrada para tres religiones diferentes?

Puede, puede. Y está en Israel.

Esa es Jerusalén, punto clave para judíos, musulmanes y cristianos cuyas culturas se palpan en las calles y lugares tan relevantes para ellos como el Muro de las Lamentaciones, la Iglesia del Santo Sepulcro y la Mezquita de Al-Aqsa. Casi nada.

Y no solo eso: en Israel está también Belén, donde tuvo lugar el nacimiento de Jesucristo.

Puedes ser creyente o no, pero en Israel se te van a poner los pelos como escarpias muchas veces al comprobar la atmósfera que se genera en determinados sitios como Belén o en el Museo del Holocausto.

Lo mismo que en el Muro de la Separación entre Israel y Palestina, conflicto que no se puede obviar en un viaje como este: de hecho, en nuestro viaje organizado a Israel tratamos de entender mejor los hechos visitando una familia palestina que nos da su perspectiva del conflicto.

Pero además de aproximarnos a la complejidad geopolítica y religiosa del país, nos perdemos por las calles de Tel-Aviv, sus mercaditos y sus bares multirraciales.

¿Y qué hay de la naturaleza?

En esto Israel también es muy top: allí puedes ver versiones de la Madre Tierra bien peculiares.

Puedes hacer una ruta por la aridez del desierto Negev en el Parque Nacional de Avdat y quedarte a ver su abarrotado cielo de estrellas cuando cae la noche.

Y también vivir la experiencia de flotar en el Mar Muerto. ¿Sabías que tiene diez veces más sal que otros mares y océanos? Por eso te mantienes a flote con mucha más facilidad y su agua tiene propiedades relajantes, hidratantes y calmantes de las que Cleopatra ya era fan.

mejores-destinos-israel

#6 Tanzania: esto es África, damas y caballeros

Y de un espectáculo natural nos movemos a otro en estos destinos ganadores para 2023.

La fauna de Tanzania es tal y como te la imaginas: elefantes, ñus, leones, cebras, hipopótamos… un escándalo para los sentidos.

Pero ojo, que no proponemos un viaje rollo zoo en el que uno solo va a ver a los animales sin poner el foco en sus costumbres y necesidades; nuestra propuesta es un viaje sostenible que pasa por observarlos de manera respetuosa pensando en su bienestar, no en el del visitante.

Lo que está claro es que la fauna de sus parques nacionales como el Serengeti o Manyara te va a impresionar.

Además de la superbelleza de sus especies y paisajes, Tanzania es uno de los lugares más importantes del mundo para el estudio de la evolución de la especie humana, sobre todo la zona de conservación del cráter Ngorongoro.

Escalar el Kilimanjaro —o parte de él—, darte un baño en las aguas cristalinas de las playas de Zanzíbar o acercarte a la cultura con la tribu maasai son experiencias que solo se viven en Tanzania.

 

mejores-destinos-tanzania

#7 La Toscana: la niña bonita de Italia

Para terminar este listado de lugares a visitar en 2023 nos vamos a un país más cercano: Italia.

Concretamente a ese paraíso que es La Toscana, en el centro del país; esta región concentra tantas maravillas ella sola que decidir qué tipo de viaje hacer es muuuy complicado.
Además de urbes y pueblos históricas tiene paisajes impresionantes y mucha comida rica que probar.

Ya solo Florencia, Pisa y Siena dan para una visita, pero sería quedarse muy cortos.

mejores-destinos-Toscana

Por eso nuestra recomendación es montarse un road trip —no olvides llenar el vehículo para minimizar las emisiones de Co2— para poder moverte entre sus puntos más interesantes sin encorsetamientos.

Ir a tu aire te permite entrar a conocer pueblitos medievales que no suelen estar en las guías comerciales, tomar un helado en una plazoleta, visitar una bodega y probar sus Chianti o parar a ver el atardecer en uno de sus paisajes.

San Gimignano, Monteriggiani y Lucca son algunos de los más conocidos. Y sí, vale la pena recorrer sus calles porque en ellas el tiempo parece haberse detenido siglos atrás. Si además, te alejas de las rutas clásicas puedes encontrar auténticas joyas como Sorano o Montepulciano.

Pero recuerda hacerlo en modo turismo slow, que no queremos estresar estas bellas tierras ni que te estreses tú tampoco.

Bueno, esta exploración por las tendencias y mejores destinos para 2023 acaba aquí.

No importa si eres o quieres ser nómada digital o viajero al que nada le para, recuerda que vayas donde vayas el próximo año, debes planificar tu viaje de manera responsable y sostenible.

Súmate a lo que nosotros llamamos “El nuevo arte de viajar” haciéndolo diferente, probando cosas nuevas, conociendo gentes y dejándote llevar por las emociones que trae integrarte en el mundo.

Y a ti, ¿a qué destinos de los comentados te gustaría ir? Te leemos en comentarios 🙂

5 formas de encontrar compañeros de viaje

¿Buscas encontrar compañeros de viaje? Hazlo así

Encontrar compañeros de viaje puede convertirse a veces en una pequeña odisea.

Porque claro, una cosa es que hayas nacido en un lugar donde te sientes más bicho raro que un recién divorciado en una boda y otra bien distinta que te embarques de vacaciones con cualquiera.

Y renunciar a hacer lo que te gusta porque uno o ninguno de tus colegas puede o quiere, pues no tiene gracia.

Y oye, que viajar con amigos está sobrevalorado, piénsalo bien. ¿Con cuántas de tus amistades te gustaría de verdad pasar tus preciadas vacaciones? Querernos nos queremos todos mucho, pero estar juntos noche y día ya es otro cantar 🙂

Pues keep calm y empieza a buscar compañeros de viaje que quieran lo mismo que tú, que los hay, solo falta que os encontréis.

Como especialistas en el tema, hemos preparado una lista con cinco formas de encontrar gente compatible contigo para recorrer mundo, incluidas las agencias de viajes como Ruteart, claro 😉

5 maneras de encontrar compañeros de viaje

Ahí van esos cinco medios por los que encontrar compañeros de viaje.

¡Que comience la búsqueda!

#1 Apps

Si hay aplicaciones hasta para controlar tus ronquidos, ¿Cómo no las va a haber para encontrar compañeros de viaje?

A medio camino entre app y red social, hay plataformas diseñadas para llevar en el móvil que te ayudan a apuntarte a viajes que ya están planificados o bien a subir el tuyo propio para que otros viajeros se sumen.

Te registras, configuras tu perfil y a bucear entre las opciones que hay.

Además de aventuras por todo el mundo, también suele haber otros planes como excursiones, quedadas, cenas y todo tipo de actividades relacionadas con el ocio en diferentes ciudades.

En la parte más social de este invento hay dos utilidades que son interesantes porque te ayudan a saber en qué te metes, que son universos donde cabe mucha gente: el foro y que puedes ver quiénes se han apuntado a cada viaje.

Dos de estas apps para juntarte con otros viajeros son Plan B Club y Travel Buddy.

encontrar-companeros-viaje-app

 

#2 Webs para viajar con gente

Pues eso, se trata de páginas en las que encontrar compañeros de viaje compatibles contigo por edad, preferencias de ciudad o aficiones.

Igual que pasa con las apps, tienes que darte de alta y dar la cara.

Ojo, que hay algunas webs por ahí que bajo su apariencia de fabulosísima solución para viajar y conocer gente nueva, a veces hay un negocio de citas. Como lo oyes: una web que te «busca» personas con las que viajar y alguna cosa más.

Así que antes de registrarte, trastea sus redes sociales y opiniones por la red y te ahorrarás sorpresitas.

Algunas de ellas son TourBar, que también tienen app, o lavueltaalmundo.net, que en su sección Compañeros de Viaje pone en contacto a gente que quiera viajar sola a modo de tablón de anuncios.

#3 Redes sociales

A ver si sabes qué red social fue de las primeras en juntar personal para hacer esto o aquello juntos, incluido viajar.

Pue sí, Facebook.

Vale que suena a viejuno, pero los grupos de Facebook son un buen lugar público para encontrar otros viajeros que están solos.

Y no solo para hacer una escapada, sino que es una comunidad donde encontrar el empujoncito que te falta para animarte a viajar en grupo, consejos, guías de viaje e ideas de actividades. Eso sí, filtrar cuesta la vida porque algunos de ellos tienen más de 80.000 miembros.

Aquí te dejamos el ejemplo de un grupo que puedes usar para buscar compañeros de viaje: “compañer@s de viaje. aquí los encontrarás”.

También está Nomadizers, una red social especializada en buscarte compañeros de viaje.

En este caso tienes que especificar destinos a los que te gustaría ir, fechas e intereses y la web te muestra todos los usuarios que están en el mismo lugar en fechas idénticas a las tuyas. Si vais juntos u os encontráis allí, es cosa vuestra.

#4 Plataformas para viajar a casa de otros

Seguimos con el sistema para buscar compañía en tus salidas menos ortodoxo de la lista.

No es exactamente para encontrar compañeros de viaje, pero sí te permite conocer gente del destino. Y ya se sabe que no hay nada como compartir techo con los locales para conocer sus costumbres y que te aconsejen lugares de esos que solo conocen los de allí.

Son plataformas en las que buscas un sofá en el que quedarte gratis y, si quieres, a cambio puedes ofrecer el tuyo para alojar a otros viajeros.

A este sistema se le conoce como couchsurfing — en inglés couch significa sofá— por la empresa del mismo nombre que fue la pionera en esto de dormir por el mundo en sofás ajenos y que es líder en el sector.

¿Hay otras? Haberlas haylas, pero tan populares como Couchsurfing no.

encontrar-companeros-viaje-couchsurfing

#5 Agencias de viajes especializadas

Sin duda alguna la forma más segura, en la que más aciertas y en la que menos incertidumbre tienes a la hora de encontrar compañeros de viaje, es dejar que una agencia de viajes como Ruteart organice todos los detalles.

Si no tienes con quién viajar o sois los pocos que siempre salís juntos y estáis hartos de vuestra endogamia particular, aquí estamos nosotros.

En Ruteart montamos escapadas a Rutas Cercanas y también lo que llamamos Expediciones Lejanas en las que reunimos a personas con gustos y características similares con la idea de que encajéis de maravilla.

Debe quedar bien claro que no somos nada parecido a una de esas plataformas en las que uno busca con quién hacer match, ya tú sabes.

Somos una agencia que ofrece viajes a destinos que conoce como la palma de su mano, en grupos reducidos —máximo 11 personas— con el acompañamiento de un coordinador que generalmente ha vivido en ellos y que junta personas que quieren conocer lugares y culturas nuevas en buena compañía. Punto.

Si por el camino hay rollito, ahí nosotros ni pinchamos ni cortamos.

Lo que sí está garantizado es que vuelvas con más amigas y amigos en tu agenda porque en los viajes se crea un vínculo muy chulo entre los participantes. En serio, lo decimos por experiencia.

encontrar-companeros-viaje-agencia-viajes

La principal diferencia entre las otras formas de encontrar compañeros de viaje de las que hemos hablado y esta es que te pones en manos profesionales para que organicen tus aventuras.

Pero tipos de agencias hay muchas y debes asegurarte de que das con la que ofrece un producto que te guste: ir a los clásicos como, por ejemplo, las capitales europeas, un crucero todo incluido o algo más alternativo.

Si estás en este último grupo, bienvenido a Ruteart porque somos una agencia de viajes diferente, de esas que organizan salidas a lugares que se salen del carril diseñadas por nosotros mismos.

Sitios donde desconectar, sin masificaciones ni las típicas actividades turísticas, sino experiencias que muy pocos conocen para viajar de manera sostenible.

Con esto y un bizcocho, a partir de aquí encontrar compañeros de viaje ya solo depende de ti.

Y recuerda: muévete y viaja de manera consciente, en soledad o en grupo, que nuestro planeta es apasionante y merece la pena descubrirlo de manera respetuosa.

Las 5 mejores escapadas a Galicia

¿Planeando una escapada a Galicia? Aquí van varias opciones.

Si estás buscando una escapada a Galicia en la que darte un atracón de sus encantos, pero siempre encuentras los mismos lugares, estás en el lugar adecuado porque en Ruteart somos de la tierra y especialistas en mostrarla de una forma diferente.

Pero no lo hacemos de cualquier manera: lo nuestro es confeccionar viajes pensados para sumergirse en las maravillas naturales de nuestro interior y de la costa con su poquito de aventura, bastante de turismo slow y mucho de viaje sostenible.

Y como profesionales del viaje y especialistas en Galicia, te traemos cinco escapadas para que la disfrutes en todo su esplendor.

¿Te apuntas?

Las 5 mejores escapadas en Galicia

¿Recuerdas aquel anuncio en el que una amiga le pregunta a otra «playa o montaña»?

Pues en Galicia no hay por qué elegir, tenemos de todo: desde bosques monumentales hasta playas de aguas cristalinas.

Lo que tienen en común las escapadas en Galicia es que ofrecen una biodiversidad excepcional, paisajes increíbles, cielos impresionantes de noche y de día y una gastronomía que enamora a todo el que viene.

Y sus conocidos vinos con denominación de origen, claro.

Pero basta ya de cháchara que nos liamos; aquí van cinco planazos para que lo compruebes por ti mismo.

#1 Escapada por Galicia para observar las estrellas

En la provincia de Ourense y dentro del Espacio Natural Protegido de Pena Trevinca hay un lugar privilegiado para la observación de las estrellas. Por algo ha sido distinguido con la certificación de la Fundación Starlight.

Pero esta escapada es más que contemplar las estrellas desde las alturas, sin contaminación lumínica, con telescopios y desde un observatorio astronómico en mitad del monte, que no es poco.

Trevinca Starlight también es interpretar los sonidos del bosque, orientarse con la luna y las estrellas, observar la fauna de noche y sentir cómo transcurre el tiempo en la naturaleza.

Y ya que estás en la zona, es de obligado cumplimiento ir al mirador desde el que poder ver a tus anchas el pico más alto de Galicia, que es Pena Trevinca y visitar las lagunas glaciares de Ocelo o A Serpe.

¿Sabes que es Pena Trevinca posee el segundo conjunto de lagunas de origen glaciar de toda la península? Sólo detrás de Pirineos.

Y si eres de los valientes, bañarte en una de las piscinas naturales que hay en la cascada de A Cantara da Moura. Avisamos: sus aguas no son aptas para frioleros.

#2 Escapada en Galicia para quienes buscan aventura

La Reserva de la Biosfera Río Eo, Oscos y Terras de Burón fue declarada como tal por la UNESCO en 2007 y es compartida con Asturias porque su territorio abarca parte de las dos comunidades.

Este paraje natural da para muchas locuras si quieres, de verdad. Es como un parque de atracciones, pero natural.

Así que si te va la marcha apúntate a un fin de semana de tirolinas, puentes colgantes, minas, túneles, canoas y trekkings diferentes. Y todo por sendas verdes y parajes prácticamente salvajes en una Zona de Especial Conservación por su flora y fauna.

Y como no podría ser de otra manera, hay que aprovechar los fantásticos mariscos y peces de mar y del río Eo para darse un homenaje gastronómico, que también es parte importante de esta escapada en Galicia.

escapadas-en-galicia-canoa

#3 O Courel: Galicia en estado puro

Ojo con O Courel que es Geoparque Mundial por la UNESCO y Reserva de la Biosfera por ser uno de los bosques más coloridos y con mayor diversidad de la Península Ibérica.

¿Qué puedes esperar de esta escapada en Galicia?

Naturaleza salvaje, nada de masificación ni lugares comunes y mucha desconexión.

Aparte de caminatas por el Río Lor y sus aguas cristalinas, recorrer el paraje Val de Mouras —por cuyo subsuelo circula el agua— o hacer senderismo por la Devesa da Rogueira, en O Courel hay aldeas y castros preciosos.

Apunta los lugares en los que tienes que parar sí o sí: San Pedro Fiz, la única iglesia románica de España levantada en mármol, el pueblito de Seceda y sus casas de piedra y el Castro da Torre de Sobredo, integrado en un entorno natural exuberante.

#4 Una escapada en Galicia para los amantes de la bicicleta

Es probable que la Ribeira Sacra sea uno de los lugares más diferentes y disfrutables de Galicia porque está a orillas de dos ríos, el Miño y el Sil.

Y es que los paisajes de esta zona tienen mucha personalidad por su combinación de ríos, bosques, viñedos, aldeas y monumentos románicos que los hace especialmente atractivos.

Nuestra propuesta es hacer una escapada en bici por la Ribeira Sacra. Pero no te asustes, que su nivel de exigencia física es más que asequible si sabes cómo organizar las etapas y de eso nos encargamos nosotros.

Y más todavía si alguien te lleva la mochila o maleta de un alojamiento a otro. Pero eso también es cosa nuestra; descuida.

¿Por qué en bici?

Porque este territorio tiene tal concentración de maravillas románicas y unas vistas tan mágicas desde sus carreteras y caminos menos transitados, que la bicicleta es el medio perfecto: te permite recorrer más en menos tiempo, respirar el aroma de sus bosques, sentir el aire en la cara…

Y, por qué no decirlo, después del desgaste físico no veas cómo entran las delicias gastronómicas de la tierra para reponer fuerzas.

escapadas-en-galicia-ribeira-sacra

#5 Una escapada a Galicia para los que adoran el mar

No podía faltar en este listado de escapadas diferentes por Galicia una visita a la costa gallega.

Y no se nos ocurre nada mejor que hacer un crucero por as Rias Baixas en velero.

¿Por qué en barco? Porque el mar visto desde el mar no tiene igual.

Las cuatro rías — Vigo, Pontevedra, Arousa y Muros-Noia— nos regalan playas paradisíacas de esas de arena blanca y aguas transparentes, calas en las que relajarse mirando al horizonte y rutas sin perder de vista el océano Atlántico.

Puede que el entorno más famoso sea el de las Islas Cíes, en la Ría de Vigo. Y no es de extrañar, porque son nivel paraíso y tiene playas como la de Rodas, que incluso ha sido considerada la mejor del mundo por algunos medios internacionales.

Pero visitar as Rias Baixas es también conocer hórreos en enclaves especiales, pazos señoriales y pueblitos que te transportan a otra época.

Y cómo no, ponerse morados al emblemático marisco de la zona regado con vinos de la tierra como el Albariño bien fresquito, ver el atardecer desde un faro o alucinar con el Castro de Baroña, que está ahí desde el siglo I. Sí, sí, como lo oyes, hace 2.000 años.

escapadas-en-galicia-playa-rias-baixas

Y hasta aquí nuestra propuesta de escapadas en Galicia que te dejarán el cuerpo a punto de caramelo para tener un ataque de morriña de vez en cuando.

Qué ver y hacer al visitar as Rías Baixas

Rias Baixas
Guía para tu próxima visita a as Rías Baixas, el Caribe de Galicia

Si estás pensando en visitar las Rías Baixas ya sabrás que son un lugar bien singular.
Empecemos por ubicarlas: piensa en el suroeste de Galicia.

¿Lo tienes?

Pues ahí entre Baiona y Fisterra se suceden las cuatro rías, que de sur a norte son Vigo, Pontevedra, Arousa y Muros-Noia.

Aquí te espera de todo: playas paradisíacas, calas de postal, puestas de sol de infarto y castros con mucho sabor.

Y además su gastronomía… uhmm… con esos pescados y mariscos regaditos con el mejor albariño.

Además de por esta variedad as Rías Baixas es un destino que nos encanta porque combina naturaleza portentosa y diversión a partes iguales.

Es un viaje que puedes hacer una y mil veces porque siempre queda algo por descubrir: un faro al que no subiste, una ruta de senderismo por explorar o una playa en la que bañarte.

Pero ¿por dónde empezar?

Ahí es donde entramos nosotros. Saca papel y boli porque te traemos lo imprescindible de as Rías Baixas, una hoja de ruta para que las vivas en todas sus dimensiones.

Arrancamos.

 

Qué hacer y qué ver en tu visita a as Rías Baixas

Visitar as Rías Baixas se puede hacer de muchas maneras: en soledad, en pandilla, con tu pareja, en familia, con el perro… ¡con quien quieras, pero no te lo pierdas!

Venga, que vamos:

Ría de Vigo

Si hay algo que no debes obviar al visitar las Rías Baixas es la Ría de Vigo y todas las maravillas que allí te esperan.

Seguro que has leído, visto y escuchado cientos de alabanzas sobre sus playas, su agua cristalina y sus paisajes que nada tienen que envidiar al celebérrimo Caribe.

Y sobre todo te sonarán las Islas Cíes, auténtico paraíso natural en el que desconectar sin tráfico y sin prisas porque afortunadamente están deshabitadas… y eso les da un punto salvaje que nos atrapa.

cies

Esa autenticidad es uno de los encantos por los que las incluimos en nuestro velero por as Rías Baixas.

En la travesía tocamos playas de las Islas Cíes como la que para algunos es la mejor del mundo: la Playa de Rodas.

Y no es de extrañar.

A esto nos referíamos con lo de que no hace falta ir al Caribe para sumergirse en aguas de mil tonos de azul y tumbarse en arenas blancas y finas; si vas a visitar as Rías Baixas ¡no te la puedes perder de ninguna de las maneras!

Y si vas navegando como nosotros, la Playa de San Martiño es una gozada porque la tendrás prácticamente para ti; solo se puede llegar en barco 😉

Para cumplir del todo con la Ría de Vigo, alterna tus días a remojo con homenajes gastronómicos que incluyan ostras, centollos y otras delicias del mar con vinos de la zona, que ya sabes que tienen mucha fama- Bien merecida, además.

Ría de Pontevedra

En la Ría de Pontevedra hay que combinar visitas a pueblecitos marineros auténticos y naturaleza sí o sí.

Para la parte cultural de tu visita a la Ría de Pontevedra nosotros nos quedamos con sus hórreos. Sobre todo con los de Combarro, que parecen salir del mar.

Ya sabes que en general estos lugares tan turísticos no nos gustan demasiado, peeeeero estas construcciones que se utilizaban para guardar el grano y que se conservan intactas son un espectáculo muy característico de Galicia que bien vale la pena conocer. Y en Combarro hay decenas de ellos, además.

Combarro

Ya habrá tiempo de volver a relajarse en lugares menos transitados como las Islas de Ons y bañarse en alguna de sus espectaculares costas como la Playa de A Lanzada.

En esta ría hay algo que se puede hacer que es mucho más nuestro porque va pegado a nuestros valores; a esa manera de ver los viajes como inmersiones culturales en los que nos fundimos con los locales y nos empapamos de sus tradiciones.

Y si hay algo tradicional en la Ría de Pontevedra son sus mariscadoras y esa manera tan manual a la vez que arriesgada que tienen de ganarse el sustento y que te hace comprender su manera de vivir. Por eso en nuestro crucero por as Rías Baixas compartimos una mañana con ellas.

Ría de Arousa

En la Ría de Arousa caben también infinidad de lugares que visitar y planes que hacer; no en vano es la más grande de as Rías Baixas.

Así que aquí te proponemos combinar historia, naturaleza y gastronomía, para que te marches enamorado hasta las trancas.

Visitar as Rías Baixas y no ir a Cambados diríamos que es incompleto, cuanto menos.

Cambados es todo él digno de patear, así que toca sesión de paseo con un buen calzado porque sus calles empedradas se hacen de notar.

Un recorrido por Cambados significa pazos señoriales en un estado de conservación espectacular, un paseo marítimo bien pintoresco y un barrio de pescadores al que se accede por un puente muy curioso.

Y seguimos nuestra selección de planes que hacer en la Ría de Arousa con la Isla de Arosa, 7 kilómetros cuadrados de paraíso natural en mitad de la Ría de Arousa.

Separada de la península por un puente de unos tres kilómetros, esta maravilla de lugar que parece que ya estuvo habitada en el paleolítico es un festival de calas y de playas en las que reconciliarte con el mundo.

Y si puedes llegar en barco, ya es de otro nivel.

La gastronomía de la Ría de Arousa, además, es como de otra dimensión, con las almejas de carril en primera línea de toooodas las maravillas que te puedes meter entre pecho y espalda con una buena copita de albariño.

Ría de Muros e Noia

Y llegamos a la última de as Rías Baixas y la que está más al norte, delimitada por los pueblos Muros y Noia.
En esta ría tenemos fabulosas playas, ciudades donde se respira todavía un ambiente señorial y restos arqueológicos que te hacen pensar sobre el origen de la civilización.

En nuestro afán por darte una guía que tenga un poco de todo al visitar as Rías Baixas te recomendamos que vayas a Noia, en plena ría, justo en la desembocadura del río Tambre.

Un callejeo por el casco antiguo de Noia es como un viaje en el tiempo en el que te llaman mucho la atención sus pazos urbanos y casonas de piedra tan bien conservados; aprovecha para reponer fuerzas al abrigo de los soportales de uno de sus mesones.

Y de un casco medieval nos movemos a otro tipo de construcción bastante más antigua y peculiar: el Castro de Baroña, un asentamiento de la Edad de Piedra al borde del mar que te dejará ídem porque está en tan buen estado que podrás imaginar sin problema cómo vivían allí sus moradores entre el S.I a. C y el S.I d. C., hace la friolera de dos mil años.

Este es un lugar especialmente sensible por su ubicación y valor histórico así que, más que nunca, hay que cuidarse de no dejar huella allí. Ya sabes a qué nos referimos.

castro baroña

Y llegamos al capítulo playas en la ría de Muros e Noia, donde las hay de todas las clases: desde grandes arenales a pequeñas calas.

Y, claro, hay muchas que valen la pena pero como el tiempo es finito, si tienes que escoger una, que sea como las que a nosotros nos gustan: medio salvajes y no muy abarrotadas, como la Playa Río Sieria en Porto do Son.

Y aquí terminamos nuestra guía para tu viaje iniciático a esta zona de Galicia.

Una lista con esos lugares que harán que, cuando vuelvas a oír historias de otros viajeros sobre ellas, te saquen una sonrisa y desees volver a visitar as Rías Baixas cuanto antes.

6 pasos para canjear los bonos turísticos #QuedamosenGalicia22

ÚLTIMA HORA:  Si todavía tienes tu bono sin gastar y no te da tiempo a usarlo hasta el 31 de diciembre de 2022 (fecha límite), te damos la opción de canjearlo con nosotros y usarlo durante 2023 en lo que tú quieras.

Llámanos al 644 98 38 28 y te damos toda la información. No pierdas tu dinero. 

¿Crees que te has hecho con los bonos turísticos #QuedamosEnGalicia22 de la Xunta de Galicia?

Aquí te explicamos cómo canjearlos.

Para hacerte definitivamente con los bonos turísticos #quedamosengalicia22 lo primero que debes saber es que tenías que haberlos solicitado en el mes de marzo de 2022 en la web de turismo de Galicia. Específicamente en la sede electrónica de la Xunta de Galicia.

Si este es tu caso sigue leyendo, puede que seas uno de los afortunad@s.

A continuación te indicamos paso a paso lo que debes hacer (y saber) para finalizar el proceso y obtener tu bono.

Vamos a ello:

 

Quedamos en Galicia: 6 pasos para canjear los bonos turísticos #QuedamosEnGalicia22

 

# 1 Entra en la Notificación

Si lo solicitaste en su momento y crees (o eres) uno de los afortunad@s te llegará una notificación  vía sms o correo electrónico (ojo, las notificaciones comenzaron a enviarlas a inicio de abril de 2022 por orden de inscripción).

Por lo tanto, cuando la recibas, accede a ella a través del enlace que encontrarás en el sms o correo electrónico y te llevará a la web de notificaciones de la Xunta.

Tienes máximo 10 días para abrirla desde la notificación, si no la haces se entenderá que rechazas los bonos.

Una vez en la web de las notificaciones tendrás que acceder con Chave365 o certificado digital (al igual que hiciste cuando solicitaste el bono turístico #quedamosengalicia).

Cuando ya estés en la página, en la parte izquierda de la pantalla, encontrarás “As miñas notificacións”.

Al darle click entrarás la notificación en negrita, dale de nuevo click sobre ella y accederás a la información.

Al final de dicha información puedes encontrar un pdf con el asunto “resolución provisional de inscripción en la campaña Bono turístico”, descárgalo y lee que has sido afortunado. 😊

 

# 2 Ingresa el 60 % de tu bono

A diferencia del año 2021, este 2022 el pago de los usuarios es del 60% y la Xunta pone el 40% restante.

Los bonos consisten en unas tarjetas prepago para gastar en empresas turísticas como Ruteart. Van cargadas con 500, 375 o 250 euros según lo que hayas solicitado.

Por lo tanto, desde que aceptes la comunicación de la concesión del Bono de la Xunta (paso #1) tienes tres días naturales para ingresar en la cuenta asignada por la Xunta la parte del dinero que te corresponde aportar (si solicitaste el bono de 500 abonas 300 euros, si demandaste el de 375 euros abonas 225 y si pediste el de 250 pues 150 euros).

Este pago deberá realizarse con una tarjeta financiera de cualquier entidad y lo que es más fácil, directamente desde la notificación que te enviaron por sms o correo electrónico, ya que tendrás el enlace para ingresar el dinero.

También te enviarán una clave (token) que tendrás que indicar en el momento del pago.

ATENCIÓN: Si en esos 3 días no realizas el ingreso, perderás el derecho a contar con uno de los bonos turísticos.

 

bonos turísticos #QuedamosEnGalicia21
Disfruta de un viaje diferente por las Rías Baixas

 

# 3 Espera la tarjeta con el cargo total

Al ingresar el dinero correspondiente, no te va a llegar ningún justificante del pago, pero tranquil@,  la Xunta cargará en la tarjeta monedero el restante para completar el bono y avisará a Abanca para que te emita y te envíe a tu dirección dicha tarjeta.

Sin embargo, antes de que esto ocurra y días después del pago, Turismo de Galicia, te enviará una nueva notificación donde confirman que te conceden la tarjeta Bono Turístico #QuedamosEnGalicia22. Es en este momento cuando ABANCA te enviará a la dirección indicada la ansiada tarjeta.

En principio, se comentaba que te llegaría en un plazo máximo de diez días, pero la realidad y por experiencia del año 2021, tardan más de 20 días desde que realizas el pago hasta que te llega.

Así que toca esperar unos días más para disfrutarlos.

 

# 4 Activa tu tarjeta turística

Una vez tengas la tarjeta deberás activarla a través de la web abanca.com/activartarjeta, facilitando el código que te enviarán con ella.

Una vez comprobada la información, ABANCA activará la tarjeta y te enviará un SMS al móvil facilitado, con el PIN de la tarjeta y el saldo disponible en la misma.

ATENCIÓN: El saldo en la tarjeta está vigente hasta el 31 de diciembre de 2022, sin embargo este 2022 el bono turístico no podrá ser utilizada en los meses de verano, entre el 1 de julio y el 15 de septiembre de 2022.

El saldo que no consumas a fecha de 31 de diciembre de 2022 se dará por perdido.

 

# 5 Canjea el bono por viajes o alojamientos

Y ahora sí, ya ha llegado el momento de usar tu bono y gastarte el dinerito en esos viajes tan especiales por Galicia.

Tienes 3 opciones:

  1. Acceder a la web de turismo de Galicia y ver qué alojamientos y agencias de viajes están adheridas.
  2. Entrar directamente en nuestra página de viajes y ver los viajes organizados en grupo que te ofrecemos en Galicia desde Ruteart. Te aseguramos que nuestras experiencias son muy especiales y que no dejan a nadie indiferente  😉.
  3. Escribirnos a nuestro correo hola@ruteart.com o llamarnos al 644 98 38 28 para consultarnos todo lo que podemos hacer por ti: desde reservar cualquier alojamiento (aunque no esté en la lista de adheridos), hasta restaurantes, actividades de turismo activo y mucho más.

 

bonos turísticos
Un viaje a las Estrellas te espera con Ruteart en Trevinca

 

# 6 Información extra

Puedes gastar todo de una vez o en compras sucesivas.

Los gastos que vayas realizando serán los aportados por ti y luego el aportado por la Xunta.

Podrás ir viendo el saldo que tienes disponible en este enlace.

La concesión del bono turístico es considerada una subvención. Es compatible con cualquier otra ayuda, pero hay que tener en cuenta que generará obligaciones tributarias, por lo tanto, deberá declararse en la declaración de la renta que se efectúe el próximo año 2023.

Por último, recuerda que los bonos turisticos se usan en alojamientos y agencias de viajes, no valen en restaurantes ni bares (aunque nosotros podemos incluir estos servicios en nuestras rutas, para que tengas opción a hacerlo).

Y lo más importante: en Ruteart contamos con rutas de aventura en grupo para canjear tu bono, pero si no te encajan las fechas, prueba a contarnos cuál es tu viaje ideal aquí (o llama al 644 98 38 28) y te te organizamos todo a tu gusto (incluidos aquellos alojamientos que no están adheridos y/o restaurantes).

Únete al Nuevo arte de viajar.  Ruteart

10 cosas que ver en Yucatán (México)

Ya sabes cuál es nuestra filosofía: aventura sostenible y diversión tienen que ir de la mano sí o sí.

En un viaje a destinos lejanos como el que tenemos entre manos, la cosa se complica. Para aprovechar al máximo la oportunidad y el largo desplazamiento, hay que ponerse muy finos a la hora de elegir qué ver en Yucatán (México).

Así que empecemos por algo que nos tiene que quedar muy clarito. Bloquea en tu agenda no menos de 15 días para que puedas disfrutar sin parecer un clásico turista en el Museo del Prado de cuadro en cuadro como si no hubiera un mañana.

Y aquí viene el lío, claro.

Porque hay tantísimo que ver en México que recorrer todo el país de una tacada no va a poder ser.

Así que te proponemos ir a la península de Yucatán, al sur, para que disfrutes el viaje con todos los sentidos y México se gane un lugar en tu corazoncito.

Ve tomando nota de lo que traemos. Morirás de ganas de ir.

 

10 lugares que ver en Yucatán (Península de Yucatán, México)

Yucatán es mucho Yucatán. Es el área más espectacular y variada que ver en el país de las rancheras.

En esta porción del Caribe alucinas con las playas (sí, todavía queda alguna con sabor y nosotros la conocemos), los cenotes y las mejores ciudades mayas.

En resumen: un locurón de viaje que reúne lo mejor que ver en México.

Vamos al lío.

 

#1 Cancún

Aunque es una ciudad muy famosa que se incluye en la mayoría de las listas de lugares que ver en México, imaginarás que Cancún no es ese tipo de sitio que nosotros recomendaríamos a priori.

Pero como allí está el aeropuerto y es punto de partida y de llegada de la ruta circular que te proponemos, pues bienvenido sea. Al fin y al cabo, es una ciudad con unas playas tremendas.

Cuando ves su costa con aguas cálidas de millones de tonos de azul entiendes por qué hay personas que se quedan una semana descansando en uno de sus resorts playeros. Sí, de esos de pulserita de todo incluido en el que tienes tarifa plana de margaritas y otras tentaciones.

Nosotros no queremos eso, sino que te proponemos que en tus horas en Cancún aproveches para ir a Isla Mujeres y dar buena cuenta de la cocina mexicana. Cuidadín con el nivel de picante, que ellos ya están inmunizados y lo ven todo normal.

 

#2 Parque Natural Río Lagartos

Es uno de los lugares más ricos en biodiversidad del planeta. Los manglares y los miles de flamencos del Caribe son lo más representativo de Río Lagartos.

En este lugar el color rosa tiene mucho protagonismo por los flamencos como los que últimamente pueblan la ropa de medio mundo y por su Laguna Rosada. Efectivamente, se ve rosa hasta tal punto que parece que la hayan teñido el agua a propósito.

Ojo al dato. Aquí no todo es rollo la vie en rose; también hay cocodrilos, uno de los animales más intimidantes que se nos ocurren.

Limpia bien el objetivo de tu cámara porque en esta Reserva de la Biosfera salen unas fotos absolutamente de postal.

 

#3 Chichén Itzá

Si hay algo que ver en México eso es Chichén Itzá, sin duda.

Estas ruinas majestuosas son el corazón del Imperio Maya. En el centro de una explanada gigantesca se levanta la geométrica pirámide de Kukulcán con sus emblemáticas escalinatas en un asombroso estado de conservación.
Este recinto arqueológico tiene las distinciones internacionales más potentes. Está en la lista de Las 7 Maravillas del Mundo y es Patrimonio de la Humanidad.

Casi nada.

Lo mejor es recorrer el conjunto a primera hora de la mañana y después moverse a un cenote a darse un baño bien refrescante. Pero no en uno de los que parecen la piscina de tu pueblo en verano; de eso nada. Hay que ir a uno fuera de los circuitos clásicos 😉

Cenote en México · Qué ver en Yucatán (México)

#4 Izamal, la Ciudad Amarilla

Se le llama La Ciudad Amarilla o Ciudad Dorada de Yucatán porque todos los edificios del pueblo están pintados de amarillo. Todos: casas, tiendas y hasta las iglesias.

No siempre ha estado del color de la alegría. Lo pintaron en 1993 para la visita del Papa Juan Pablo II por aquello de que el amarillo es el color del Vaticano.

La verdad es que es una chulada recorrer sus calles teñidas de este color. Te quedan unas fotos la mar de bonitas, oye.

 

#5 Reserva Estatal Geohidrológica Anillo de Cenotes

Este es otro de esos lugares que ver en México que te dejan con la boca abierta. Esta área natural protegida tiene la friolera de … ¡99 cenotes!

Bañarse dentro de alguna de estas cavernas subterráneas es una sensación indescriptible, como de Viaje al Centro de la Tierra de Julio Verne. Eso sí, como esto no es ninguna novela de ciencia ficción, no olvides el repelente de mosquitos si no quieres acabar acribillado.

Ya que estamos, te recordamos que para bañarse hay que estar limpios de protectores solares y otros potingues. Los restos que dejamos en sus aguas las contaminan y eso afecta a los que pececillos que viven allí tan ricamente.

 

#6 Uxmal

Te proponemos esta visita porque es una de las zonas arqueológicas más sorprendentes del viaje. No tiene nada que envidiar a Chichén Itzá.

Lo fabulosísimo de este conjunto de arquitectura maya es que está mucho menos concurrido que la joya de la corona. O sea, Chichén Itzá.

Aquí se disfruta mucho de la imponente Pirámide del Adivino y otras construcciones como Cuadrángulo de las Monjas. El nombrecito se las trae, sí.

La verdad es que sorprende el buen estado en el que se encuentran estas edificaciones mayas, razón por la cual están en todas las listas de qué ver en México, incluida la nuestra.

 

#7 Tulum

Y llegamos a las únicas ruinas mayas con vistas al mar. Pero no a cualquier mar, no. Esto es el caribe, querid@ viajer@. Su agua azul turquesa no decepciona, palabra.

En Tulum hay que visitar el centro arqueológico a pie de playa, por supuesto. Además de su evidente valor histórico, desde allí puedes quedarte embobado mirando al Mar Caribe. Es un buen momento para dar las gracias por que este lugar exista.

Igual de interesante es ver las ruinas desde el mar mientras te das un baño o paseas en una barquita.

En Tulum hay visitas imprescindibles como Playa Paraíso. Pero como nosotros somos poco amigos de las ataduras, te diríamos que no planifiques demasiado. Simplemente adáptate al lugar, permítete una rica cena y a vivir.

 

Playa que ver en Yucatán · Qué ver en Yucatán (México)

#8 Cobá

Aquí se encuentra la pirámide más alta de Yucatán. La pirámide Nohuch Mul, que significa montículo grande en maya. Por lo visto no se calentaban mucho la cabeza con los nombres estos mayas 😀

Es una de las pocas pirámides a la que está permitido ascender y las vistas desde arriba son una barbaridad. Desde lo alto, con toda la selva a tus pies te sientes como un auténtico Indiana Jones.

 

#9 Playa del Carmen

Si nuestra propuesta de viaje fuera la clásica, te diríamos que vayas a Playa del Carmen, la más aclamada de La Riviera Maya. Pero tenemos una idea mejor: ve a una playa local cercana, de igual belleza pero menos turismo de masas. Que no se diga.

Un paseo por la orilla del mar, ver el amanecer y ponerte las botas de cochinita pibil, enchiladas o tamales te van a dejar a puntito para nuestro último destino y plato fuerte de esta zona.

Estamos llegando a…

 

#10 Cozumel

No nos extraña que este lugar sea protagonista de tantas canciones porque es una locura de sitio en el que el mar lo es todo.

Tener la segunda barrera de coral más grande del mundo (la australiana es la primera) lo hace un lugar espectacular para bucear. Tanto si eres un pro de las inmersiones como si no te has sumergido en tu santa vida, no puedes perderte la vida submarina que hay en Cozumel.

Cozumel en Yucatán (México) · Qué ver en Yucatán (México)

Hacer snorkel en las formaciones de coral que forman parte del Gran Cinturón de Arrecifes del Atlántico Occidental, también conocido como Gran Arrecife Maya, es un must en esta escapada.

Y bueno, este periplo de las 10 cosas que ver en Yucatán (México) que te proponemos ha llegado a su fin. Puedes encontrar todos estos lugares y más en nuestro mega viaje “México road trip”. También puedes ver otros viajes organizados en grupo que hemos preparado para ti desde Ruteart. Y en este artículo puedes ver por qué en Ruteart solo os proponemos viajes sostenibles.

Tras esta pedazo de ruta hay que prepararse para una depresión postvacacional histórica porque México es un país que además de ser precioso, tiene unas gentes muy majas.

Ahora es cuando entonamos el ay, ay, ay, ay, canta y no llores porque cantando se alegran cielito lindo los corazones…