Viajar-en-grupo

¿Has viajado en grupo alguna vez? Aquí tienes 5 razones para hacerlo

Pasar las vacaciones con tus amig@s lejos de casa se está convirtiendo en algo como lo de la famosa saga de películas de Tom Cruise: Misión Imposible.

Entre el que tiene pareja de esa de la que no se despega ni comparte con nadie por si se gasta y el que tiene un calendario vacacional que no cuadra con nadie, juntarse para ir de viaje está en nivel fantasía.

Tranquilidad, amig@ viajer@, que aquí estamos nosotros para decirte que no todo está perdido.

Viajar en grupo con gente nueva es la solución.

Si no lo has hecho todavía, seguro que se te ha pasado por la cabeza.

Y posiblemente ese pensamiento ha estado seguido de preguntas rollo:

¿Y si me enrolo en una salida en un grupo y está lleno de personal de ese que ha tomado esto por un “tinderviaje”?, ¿y si son todos unos frikis?, ¿y si me toca compartir habitación con alguien que va al baño más que un señor de 100 años?

Eso es lo que nosotros llamamos “un miedo a salir de la zona de confort que te cag…”

Miedos tenemos todos, my friend.

¿Has pensado que alejarte de casa es una buena oportunidad para plantar cara a esas cosas de las que te escabulles? Ahí lo dejamos…

Y te diremos otra cosa que sabemos de buena tinta porque lo vemos cada día en nuestro trabajo: hay muchas personas como tú.

Gente maja que por lo que sea no quiere viajar sola o con un solo amigo o amiga.

Así que este post es para ti, para contarte por qué tendrías que viajar en un grupo con gente nueva alguna vez.

 

5 razones por las que viajar en grupo es una gran idea

Venga, que vamos con el listado. Toma nota:

 

#1 Conoces gente

Si nos preguntaran por la definición de viajar, lo primero que nos saldría es ir a conocer sitios nuevos.

Pero luego te pones a pensarlo mejor y esa explicación se queda corta. Qué digo corta, ¡cortísima!

Porque lo que consigue que un viaje se te quede grabado en la mente para siempre jamás es lo que te sucede en él y con quién. Las experiencias vividas y las personas que se cruzan en tu camino.

Cuando te sumas a un grupo ya te vas de casa con eso en la maleta.

 

Viajar-en-grupo

Si contratas una agencia que organice salidas conjuntas comme il faut, reúnen a gente como tú. Personas para las que viajar es su pasión y que tienen intereses similares a los tuyos.

Elige bien quién organiza tu escapada y no tendrás ningún problema.

En Ruteart, por ejemplo, lo que hacemos es formar un grupo de Whatsapp en el que están las personas que vienen a cada destino. De esta manera, el coordinador o coordinadora rompe el hielo enviando información de dónde vamos y los viajer@s empiezan a interactuar antes de viajar.

 

#2 Te conoces mejor a ti mismo

Ay madre, el yuyu que da esto.

Enfrentarse a uno mismo es lo típico de lo que huimos como de la peste. Y no te digo ya en esta época de Covid en la que todos estamos como unas maracas.

Cualquier actividad es buena con tal de dejar el cerebro en piloto automático. Siempre hay una videollamada o un directo que no te puedes perder.

Pues el mejor antídoto lo tienes frente a ti.

Un viaje en grupo no paquetizado, con tiempo para integrarte en el destino y con personas que están en tu misma situación te cambia la perspectiva de las cosas.

Date permiso para hacer y aprender cosas nuevas que nunca imaginaste, rompe con la rutina y supera tus miedos.

Lejos de casa sabes cómo eres realmente. Aquí no hay barreras, prejuicios ni otros rollos. Eres tú en estado puro.

Aprovecha para abrirte a los demás. Viajando en grupo la relación con las personas que te acompañan es un reto contigo mismo.

Aunque te advertimos desde ya que a esos desconocidos del primer día te los llevarías a tu casa para siempre al acabar el viaje, palabra.

 

#3 Es más divertido

Salir con gente siempre es más entretenido. Las risas compartidas generan una complicidad gigante. Son una vivencia que va directa a la patata.

En un viaje en un grupo moderadamente reducido, como de 10 personas, puedes adentrarte en lugares de los destinos que están off the beaten track, que dirían los ingleses. Lo que viene siendo sitios por donde no suelen ir los turistas.

En lugares remotos para nosotros la creatividad y las situaciones divertidas siempre llegan y reírse juntos de ello es de lo mejor de un viaje.

¿O es que te imaginas haciendo el tonto en soledad?

Viajar-en-grupo

Además, siempre está en los grupos la típica persona que no sabe lo que es la vergüenza. Se pone a chapurrear el idioma con los locales sin tener ni idea o a comerse lo primero que se le pone a tiro con tal de probar.

Esas situaciones que le dan vidilla a una escapada y que en grupo se agrandan.

Por no hablar de las conversaciones de colegueo post-viaje. Esas sesiones de anécdotas y fotos que nadie entiende salvo los que viajaron contigo. Te ríes casi más que cuando sucedieron.

 

#4 Es más seguro

Si las risas en grupo son más y mejores, los problemas en grupo se viven muy diferente también.

Cuando imaginas un destino, todo fluye en tu mente (esperamos que no seas un agonías que ya sale de casa con todo tipo de desgracias en la cabeza).

Pero, pero, pero… en un viaje pueden suceder mil cosas que en compañía son otra cosa.

Por ejemplo, esa picadura de un tipo de mosquito que no habías oído jamás y que te pone el brazo como un chorizo de Cantimpalos.

No pasa nada. Siempre hay alguien que habla el idioma del sitio y sabe cómo manejarse en un servicio de urgencias sea donde sea.

Ese día en el que olvidaste traer crema protectora para el sol y te estás poniendo de un rojo cangrejil tremendo y… ¡Zas! Ahí está esa persona que es como una farmacia andante y lleva de todo.

Que un carterista te ha echado el ojo; ahí están tus compis para controlarle.

Y no todo son desastres físicos, no. Llega el momento en el que te da un bajón existencial de marca mayor y necesitas hablar con alguien. Pues no te preocupes, que ahí está tu tribu viajera para escucharte y animarte.

Para todo esto y mucho más también está tu coordinador al pie del cañón, no lo olvides.

 

#5 Es más sostenible

Llegamos al quinto motivo por el que tendrías que probar el viajar en grupo alguna vez si no lo has hecho ya.

Es verdad que hay empresas que organizan salidas multitudinarias, incluso cruceros enteros de personas que viajan solas o con pocos amig@s. Ese no es nuestro estilo.

Nosotros lo organizamos en grupos pequeños, de 11 personas como mucho, por dos razones: para que los participantes se integren mejor entre ellos y porque es más sostenible.

En un grupo reducido es mucho más fácil respetar y cuidar los ecosistemas que uno visita.

viajar-en-grupo-sostenible

Si vas con pocas personas, la interacción con los habitantes de los destinos es más probable y auténtica. No perturbas su día a día, sino que formas parte de él.

Olvídate de fundirte con los locales y sus costumbres de una manera natural si vas en un viaje organizado con varias decenas de personas.

Hasta aquí nuestro top five de motivos por los que pasar las vacaciones en grupo es una pasada.

Esperamos que te animes a probar.

No importa si vas completamente solo o sola o con una o dos amistades de tu confianza.

Quizá te dé un poco de vértigo al principio, sí. Pero si escoges bien la agencia que lo organice, viajar en grupo acaba siendo una aventura controlada de la que vuelves con amigos y amigas en el equipaje.

La cuestión es que nada te aleje de conocer sitios nuevos.

Ya sabes cómo pensamos:

Muévete, viaja y respira de manera consciente. Es parte de lo que nosotros llamamos “El nuevo arte de viajar”.

¡Compártelo en tus redes!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1
Abrir chat